miércoles, 22 de julio de 2015

Brioche polaco con 18 huevos





Regine es una seguidora que un día durante mis largas vacaciones del blog, me envió un par de sus recetas preferidas invitándome a probarlas.

Cuando leí la primera receta, sinceramente quedé sorprendida, 18 eggs brioche, QUE?? Un brioche con 18  huevos!!!  y sólo las yemas!!! Lo primero que me vino a la mente fue Nahhh, demasiadas yemas de huevo,  pero al mismo tiempo, Hmm qué rico se ve. (Qué contradicción! ^_^) 

La cosa es que durante estos meses que estuve perdida del blog, también retomé mi estilo de vida y alimentación de mucho antes de comenzar el blog y meterme de lleno en el horno, la panadería y la repostería… comida lo más sana posible  y mi entrenamiento con pesas, correr y actividades al aire libre… (sí, sigo comiendo dulces y panes, por supuesto y si alguien está interesado en seguir mi fitness journey -y no se va a asustar con mis abdominales jijiji- puede seguirme por Instagram @hilmar0210

Algunas veces a la semana, mi desayuno consta de varias claras de huevo –proteínas– entre otros… y la semana pasada mientras separaba claras y yemas, 9 exactamente, pues ya saben lo que pasó….

Mi apartamento completo se inundó del fantástico aroma de este espectacular brioche…
Una textura de bizcocho tierno, esponjoso y ligeramente húmedo… algo diferente…

Me cuenta Regine que es una receta antigua, y se trata de un pastel hecho con levadura de panadero, que se consume en Polonia especialmente para Pascuas u otros feriados. Averiguando un poco, sí, hay muchas versiones similares, con menos yemas, más harina, etc, etc… Pero el sólo hecho de ser una receta diferente y especial, es algo que merece la pena probar.
Oh y por favor, con la glasa real hecha con zumo de limón…. DI-VI-NO!!




La receta no tiene dificultad, sólo requiere de un poquito de tiempo… La primera vez  hice sólo la mitad para probarla (el de estas fotos)… y sale un buen brioche en un molde de bundt con capacidad de 8 a 10 tazas. Para la receta completa, usar uno mucho más grande de 12 tazas.

Agradeciendo a Regine ésta y otras recetas que me ha pasado, y que iré probando, se las coloco con el permiso de mi amiga-seguidora, quien lo tradujo de este blog polaco al inglés y consultó con la autora original la receta antes de probarla.

Ahora les invito yo a experimentar en cuanto tengan la oportunidad… o algunas yemas de huevo disponibles. 

NOTA: Repito que el brioche de la foto es sólo la mitad de la receta que coloco a continuación hecha en un molde de bundt con capacidad de 8 a 10 tazas. Para la receta completa, usar un molde con capacidad para 12 tazas. Coloco la elaboración tal cual me la pasó Regine, con mis apuntes y cambios entre paréntesis.


Ingredientes:

18 yemas de huevo a temperatura ambiente
1 ½ tazas de harina común (200 g) (usé una mezcla de harina común y harina de repostería)
1 taza de azúcar (200 g)
100 g mantequilla sin sal (aprox. 7 cucharadas), a temperatura ambiente y en trocitos
100 ml leche líquida
14 g levadura seca instantánea (usé 10 gramos porque hace demasiado calor en mi cocina)
½ cucharadita extracto de vainilla
2 cucharaditas ralladura de naranja
1 cucharadita de ralladura de limón

Para cubrir el brioche:

Puede usarse un glaseado o simplemente espolvorear con abundante azúcar glas.

Para el de la foto usé un glaseado tipo real que generalmente se elabora con clara de huevo, pero no me gusta usar huevos crudos, así que reemplacé con el polvo de merengue de la marca Wilton. 
Esta receta  no está incluida en la receta original, pero la receta básica de glaseado real es la siguiente:

1 clara de huevo (reemplacé por una cucharadita de polvo de merengue de Wilton)
230-250 g azúcar glas
1 cucharadita de zumo de limón
Batir la clara o polvo de merengue con el zumo de limón, hasta que empieza a ponerse espumosa la mezcla, y  agregar el azúcar glas hasta lograr la consistencia deseada. 
La consistencia final se puede variar agregando más zumo de limón o más azúcar.

Si lo desea puede hacer un glaseado más simple sin la clara de huevo, sólo azúcar glas y zumo de limón o leche (las mismas cantidades anteriores). Mezclar y ajustar azúcar o líquido hasta lograr la consistencia deseada.




Elaboración del brioche:

Listo para hornear
 



1.      Calentar la leche a 110-115 F (este paso yo no lo hice porque usé leche a temperatura ambiente y hace mucho calor ahora en verano, y creo que normalmente no es necesario por la rapidez con que fermenta la levadura seca instantánea)

2.      Agregar a la leche temperatura ambiente la levadura, una cucharadita del azúcar y una cucharada de harina. Disolver bien y dejar fermentar durante 10 minutos. (Es una especie de prefermento)

3.      En la batidora, con la pala para mezclar pasteles (no el gancho) (Yo utilicé mi batidora eléctrica manual para hacer toda la mezcla)
Colocar las yemas de huevo con el resto del azúcar y batir hasta que blanquear y luzca cremosa la mezcla.

4.      Agregar la vainilla y ralladura de naranja y limón, mezclar.

5.      Agregar el resto de la harina y la mezcla burbujeante de levadura. Batir durante 15 minutos. (Como lo hice con la batidora de mano, sólo batí durante 8 a 10 minutos. Por el resultado que obtuve me parece que no es realmente necesario hacerlo por tanto tiempo)

6.      Agregar la mantequilla poco a poco, y mezclar durante otros 15 minutos. (Igualmente, sólo batí durante 10 minutos con la batidora manual todo el tiempo). La mezcla es como la de un bizcocho, bastante líquida, así que se puede batir perfectamente con la batidora eléctrica de mano.

7.      Tapar bien la mezcla y dejar reposar (primera fermentación) en un lugar tibio durante aproximadamente 2 horas. (Todo dependerá de la temperatura ambiente, en invierno tardará posiblemente más tiempo)

8.      Enmantequillar un molde de bundt (de capacidad de 8 a 10 tazas si hace la mitad de la receta/ de doce tazas si hace la receta completa), y colocar la mezcla en este molde. *El molde para la mitad de la receta puede ser más pequeño, si observan la fotografía de antes de llevarlo al horno, la mezcla levada no llena el molde, pero éste es el más apropiado que tengo)

9.      Dejar que repose aproximadamente 2 horas a temperatura ambiente hasta que duplique su tamaño. (Puede también, llevar la mezcla al refrigerador y dejar que repose allí toda una noche o varias horas. Sacar del refrigerador y dejar que duplique su tamaño, así tarda aproximadamente entre 3 y 4 horas)

10.  Llevar al horno que ha sido precalentado a 180 C durante 30 a 40 minutos. (Si es la mitad de la receta, tarda aprox. 30 minutos en estar listo). Hacer la prueba del palillo, verificando que salga seco a aprox. A los 25 minutos, si hace la mitad de la receta, y a los 30 si hace toda la receta. Se dora mucho, toma un color dorado muy intenso por la cantidad de yemas de huevo que lleva. Es normal que la primera impresión sea oh se ha quemado, pero no, verán que está perfecto, simplemente que toma un tono más oscuro que otros bizcochos y panes.

11. Dejar reposar unos 10 minutos, y desmoldar. Una vez frío, decorar con azúcar glas o con el glaseado o glasa real (receta arriba junto a ingredientes).







16 comentarios:

  1. Se ve fabuloso, y viene muy bien para esas ocasiones en donde tenemos yemas que quedan de alguna otra receta, la guardaré para ese momento :)

    ResponderEliminar
  2. Che meraviglia Hilmar! Però hai ragione a mangiare più sano, ci si sente bene!

    ResponderEliminar
  3. Habrás hecho un montón de merengues...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una excelente opción, pero yo hice tortilla de claras con mucha verdurita :D

      Eliminar
  4. Uuuuum Hilmar que ricooo se ve, esto tiene q ser pecadooo jajaja. Muchisimas gracias por esta receta, cuando pueda me pasaré una semana haciendo tus recetas :-)
    bikos muchos bikos y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa que estés bien pronto. Muy rico!! Prueba cuando puedas. Recibe un abrazo.

      Eliminar
  5. Esta me la llevo, me encanta este tipo de recetas.

    ResponderEliminar
  6. Impresionante. La verdad es que leer 18 huevos ha sido... me daba algo! 18! Y encima yemas! Pero sí, tiene un aspecto francamente tentador...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sale grandecito, se reparte y no llegas a comerte ni una yema por ración... saludos gracias por pasar por aquí ^^

      Eliminar
  7. Hilmar, yo vi esta receta en el face y me pareció una exageración de huevos, pero viéndolo bien no me parece tanto, pues cuando he hecho Ángel Cake utilizo como 20 claras y después no sé que hacer con tanta clara. Jaja, así que primero haré el Ángel y después tu pastel. He visto tus fotos y qué tenacidad y disciplina, yo no podría juntar las yemas con esa super alimentación. Pues nada, que te felicito y admiro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y comentario Carmen, pues si.. Parece una exageración de yemas jaja. Es algo para probar así cuando nos sobran esas yemitas de alguna otra preparación... como todo... Sale grandecito el bizcocho, así que se reparte y comparte y no es mucho realmente!! Un besote

      Eliminar
  8. Que rico se ve esta torts. Provoca comerse un trozo con un vaso de leche bien fria !!!

    ResponderEliminar
  9. Ni puedo creer que prepares todas estas ricas recetas y tus abdominales sean así!!! Wow... O pruebas una mínima parte y los obsequias, o estas en el gimnasio 20 horas diarias. Bueno, felicidades por ambas cosas. Saludos

    ResponderEliminar
  10. ¡Espectacular! Lo he hecho yo también con la mitad de la receta y está buenísimo: una miga suave, esponjosa, delicada, con mucho aroma... ¡Muchas Gracias, Hilmar por compartirlo! Tus recetas, explicadas con detalle y sencillez, las fotos ... todo ese hermoso conjunto es un fiel reflejo del resultado final; siempre salen!

    ResponderEliminar
  11. Wow se delicioso!! Me encantan todas tus recetas Hilmar.
    Gracias por tu lindo blog.

    ResponderEliminar