miércoles, 12 de noviembre de 2014

Cocas de patata





Haciendo estas cocas de patata recordé que hace más de tres años hice una coca combinada con frutas, del blog de un buen amigo bloguero español que ya no está entre nosotros. Fabulosa también! Aquí pueden verla... recuerdo que en esa ocasión empecé la entrada diciendo Hoy me voy a España! (En sueños claro, que más quisiera yo)... Pues resulta, que el sueño se hará realidad, boletos en mano en el mes de diciembre con el favor de Dios estaré realmente por esas maravillosas tierras... Feliz realmente de reunirme con mi familia, conocer la patria de tantos amigos que he hecho a través de este blog y degustar muchas delicias de las que sólo he leído o probado en mi cocina  ^_^

Esta receta tradicional española me la pasó una querida seguidora y amiga. Hablando de panes un día, Francisca me comentó en un email  que su marido dice que como las cocas de patata que él hace, no hay, que "son las mejores del mundo mundial” …ya se imaginarán, que tras esa descripción, a mí no me quedó más remedio que pedirle la receta de tal delicia. 



Pues bien, a Francisca y a su esposo quiero agradecerles haberme enseñado a hacerlas y por darme a conocer un pan dulce que no conocía, y que ahora está entre mis favoritos…
En casa nos ha parecido muy sabroso… mi hijo mayor creo que engordó sus gramos… y sé que las voy a repetir cada vez que tenga a mano uno de los ingredientes estrellas "la manteca de cerdo".

Ese fue realmente el gran inconveniente, pues aquí ya no se encuentra en el supermercado manteca de cerdo... así que mi colega que vive muy cerca de un mercado tradicional, me compró un poco de grasa de cerdo --de un cerdito que según ella, estaba vivito y coleando esa misma mañana :(  ...no de Mallorca como debería ser, sino un nativo taiwanés... ni modo...  La convertí en la necesitada manteca para la receta, como ven en la fotito.




Las cocas de patatas son famosas en Mallorca, España! Les cuento que ni se nota que llevan papa o patata, y quedan con una esponjosidad fabulosa. Son un dulce, así que hay que ponerle bastante azúcar glas por encima... mis pequeños disfrutaron llenándolas de azúcar y pegándoles mordiscos al mismo tiempo.



A la receta de mi amiga,  le hice un par de adaptaciones... en cuanto a la cantidad de líquido que no lo especificaba, y la inclusión de sal entre los ingredientes. 

La sal es un ingrediente que se utiliza en panificación para realzar el sabor, para frenar la fermentación y así poder controlarla mejor, fortalecer la formación del gluten, alargar la vida del producto, en fin puede mejorar de diferentes maneras nuestro pan. No cambia el sabor, simplemente lo mejora.  Siempre que veo recetas sin sal, pues yo siempre les coloco una pizca, y sí, el cambio es notable. Mejora instantáneamente!!! (Espero que no se enoje nadie por haberle puesto sal a esta típica y tradicional receta ^_^)

Hice la mitad de la receta que me dio Francisca, que era para un kilo de harina... yo usé sólo 500 gramos y obtuve 20 hermosas cocas de patata de 60 g cada una. 
La coloco aquí con las cantidades y el procedimiento que usé.

Gracias nuevamente Francisca!!! Eres un sol!!!

Besitos a todos, espero que las prueben!!! Son excelentes!!!



Ingredientes:
(Para 20 cocas de 60 g)

500 g harina de fuerza o panadera (más un poquitito adicional para espolvorear la mesa de trabajo)
100 g manteca de cerdo
150 g azúcar
200 g  patatas hervidas (papas)
3 huevos  (aprox. 150 g.)
3,5 g sal  (la receta original no incluye sal, yo la coloco por las razones explicadas arriba)
40g agua  (para diluir la levadura fresca)
15 g. levadura fresca

Elaboración:



1. Hervir las patatas (papas) en agua, hasta que estén muy blandas. Escurrir muy bien, y hacer un puré, que no queden grumos. Dejar enfriar.
2. Diluir la levadura fresca en el agua.
3. Colocar el puré de patatas (papas), la levadura diluida en el agua, el azúcar, los huevos y la manteca de cerdo, en el bol de la amasadora.
4. Mezclar ligeramente, e incorporar la harina de fuerza.
5. Amasar hasta que se forme una masa suave y elástica. La masa es un poquito pegajosa. (Como he dicho en entradas anteriores, cuando observo que la masa se adhiere a las paredes del bol, detengo la máquina, despego la masa y continuo amasando... esos segundos de descanso mientras se raspan o limpian las paredes del bol, ayudan a reposar la masa y desarrollar el gluten). 
6. Colocar la masa sobre una mesa ligeramente enharinada. Formar una bola, y llevar a un envase engrasado con un poquitito de aceite. 
7. Tapar con papel film, y dejar reposar durante dos horas aprox.
8. Colocar la masa nuevamente sobre la mesa, degasificar, y amasar un poco, y darle nuevamente forma de bola. Dejar reposar una segunda vez aprox. 1 hora y media.
9. Tras esa segunda fermentación. Se cortan porciones de 60 gramos cada una. (Salen 20 pancitos)
10. Bolear cada porción y colocar sobre una bandeja preparada con papel de horno o antiadherente. Dejar cierta separación porque crecen bastante en el horno.
11. Colocar las bandejas en un lugar donde no peguen corrientes de aire. Yo suelo pulverizar con agua las bolitas de masa (cualquier masa, no sólo ésta) mientras transcurre la última fermentación para que la masa no se reseque. (Esto no es necesario si tenemos cámara de fermentación con humedad controlada, etc, pero en casa debemos ingeniárnosla para producir un resultado similar. Esta es una forma). Esta última fermentación dura aprox. 45 minutos.
12. Encender el horno, faltando unos 15 minutos para terminar la última fermentación.
13. Llevar al horno precalentado a 170-175 C. Hornear aprox. 15 a 20 minutos. Observar que estén doraditas por encima. Cada horno es diferente, por lo tanto temperatura y tiempo de cocción son siempre aproximados.  (Yo suelo girar las bandejas dentro del horno faltando unos cinco minutos para terminar el proceso de horneado, para que todos los panes de doran parejo).
14. Sacar del horno, y colocar sobre una rejilla hasta que enfríen completamente.
15. Una vez a temperatura ambiente, se espolvorean con abundante azúcar glas antes de consumir. (Yo los voy espolvoreando de azúcar justo antes de consumir, porque la humedad ambiental hace que el azúcar glas se humedezca con el paso de las horas).




19 comentarios:

  1. Qué buenas tienen que estar, con tú permiso cojo una para desayunar....jejejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que delicia de pancitos. Es mi hora del desayuno y con que ganas me comeria un par de ellos!!! Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Se ven tiernísimas. Yo las hice una vez pero no me quedaron tan bonitas. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Me viene muy bien esta receta, yo vivi en Mallorca muchos años y comi estas cocas, pero no tenia la receta, asi que agradecida por tu generosidad al compartirla, me alegre de verte que hace mucho que no pasaba por aqui, besos linda

    ResponderEliminar
  5. Que perfección, estas me las apunto, que tenía yo ganas de unas así.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Como me han gustado estas cocas, que suerte tenes estas amigas con estas recetas maravillosas, se ven esponjosas y tiernas, nunca he preparado una masa con patata cocida y viendo el resultado de esta masa veo que es genial, te copio la receta porque tengo que probarlas. Dale las gracias a Francisca y su marido.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Holitas Hilmar ummm que ricas se ven estas cocas, espero hacerlas la próxima semana.
    Gracias por compartir. Y si cuando vengas a España pasas por el sureste, aquí tienes un café o una infusión con uno de tus dulces.
    Bikos

    ResponderEliminar
  8. Hilmar, se ven maravillosas. Qué bollitos más ricos, me ha encantado la miga. Qué suerte que Francisca la haya compartido contigo y tú con todos nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Estas cocas son una nube de algodón magnifica receta.
    Te deseo un Feliz viaje y si vienes por Valencia me avisas.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que delicia Hilmar!....las masas con patatas quedan deliciosas y esponjosas....me la guardo....en un momento mas publico....empezando por Taiwan!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  11. Hola! Gracias por la receta. Soy mallorquina y estas cocas son tipicas de la navidad mallorquina. De hecho aqui se llaman coca de nadal. Se suelen consumir sobre todo el dia de nochebuena acompañadas de una taza de chocolate caliente. Las mejores de la isla las encuentras en Valldemossa. Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  12. OMG. Oh my God. So good that it tastes like it was made in a professional bakery. Delicioso. The only thing is that i think your instructions should be more detailed for those that are new with yeast. For example, you should say to let dough rise till it has doubled in size, and that while it might have taken you 2 hours, it all depends on the temperature in kitchen, etc. I placed dough for first and second rise the microwave with a bowl of boiled water. But my first rise took 4 hours, not 2. Thanks for sharing. Regine

    ResponderEliminar
  13. Acabo de enamorarme de esta receta! Me encanta! Estoy iniciándome en el mundo de la repostería (casera sobretodo) y blogs como el tuyo me dan un montón de ideas! Si quieres pásate a ver el mío: http://dolceamarenabcn.blogspot.com.es/ Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Ariadna Castañer1 de julio de 2015, 3:04

    Gracias por la receta, yo soy mallorquina, exactamente de Palma, y donde son tipicas en Valldemossa, y tenia ganas de hacerlas para tener unas buenas y caseras en casa, eso si, sin sal que no es muy buena para la salud

    ResponderEliminar
  15. Gracias por compartir con nosotros esta receta. El día de hoy las prepare y a todos en la casa gustaron mucho. Afortunadamente en México no es difícil conseguir la Manteca de cerdo que por cierto, no se adivina entre los ingredientes. Espero seguir preparando recetas tuyas. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Sou brasileira e cheguei até sua página buscando essa receita depois de tê-la visto no Instagram. Adoro fazer massas e pães e farei essa receita com certeza! Obrigada por compartilhar!Abraços do Brasil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy buena receta! Gracias hasta Brasil!

      Eliminar