martes, 14 de octubre de 2014

Ponquecitos o magdalenas





Hace mucho que tenía esta receta en la mira. Su sencillez me cautivó desde que Elisa la publicó en su lindo blog Olor a Jazmín ya hace algún tiempo, con el nombre de magdalenas de Doña Amalia.
Me llamó la atención el método que utiliza en la preparación, y tras ponerlo en práctica doy fe de que realmente produce un resultado excelente.
Las he repetido exactamente tres veces en los últimos quince días… mis hijos estás fascinados con ellas, y yo por supuesto me doy mi gustico también. Me gustan muchísimo!!


Quedan perfectas, una textura divina, muy esponjosas, muy suavecitas… casi como nubecitas. Realmente que vale la pena probarlas. Además, sirven como excelente base para unos deliciosos cupcakes cubiertos con la crema de su preferencia. Yo hice la prueba con una crema de mantequilla y chocolate –buttercream de chocolate- y quedaron fenomenales. Si los vamos a cubrir con alguna crema, no colocamos el azúcar de la cubierta antes de hornear.
He colocado pocas fotos del paso a paso, así que pueden ver el de Elisa que está muy completo. A su receta, sólo le he incorporado media cucharadita de extracto de vainilla y una pizca de sal.
Me gusta agregarles siempre a los postres o dulces una pizca de sal aunque no aparezca en la receta… manías quizás!!
Pruébenlas que les encantarán!!
Ando con un poco de corre corre en el trabajo, pero quería venir a saludarles!!
Feliz Semana!!



Ingredientes:
(Para 24 ponquecitos o magdalenas de tamaño regular)

6 huevos
250 g azúcar
250 ml aceite de oliva extra virgen (otro aceite neutro funciona bien)
250 g harina de repostería (He usado harina leudante)
Ralladura de 1 limón
8 g polvos de hornear tipo Royal (o medio sobre de levadura química)
(Opcional: Yo he agregado media cucharadita de extracto de vainilla y una pizca de sal)

Además necesitará: Azúcar adicional para espolvorear los ponquecitos antes de llevarlos al horno.


Elaboración:



1. Preparar una bandeja de ponquecitos o cupcakes con sus moldecitos, y precalentar el horno a 180 C. (en mi horno 175 C generalmente es suficiente)

2. Separar las claras de las yemas de huevo. Reservar.

3. Tamizar la harina junto con los polvos de hornear y la pizca de sal. Reservar.

4. Con batidora eléctrica manual. Batir las claras de huevo con el azúcar hasta formar un merengue firme. Reservar.

5. En otro bol, batir las yemas de huevo e incorporar el aceite de oliva poco a poco sin dejar de batir hasta obtener una mezcla espesa y cremosa. (También he usado la batidora eléctrica a alta velocidad).

6. Mezclar suavemente el merengue y la crema de yemas y aceite hasta que estén bien incorporados.

7. Agregar la ralladura de limón y la vainilla si la utiliza. Incorporar suavemente a la crema.

8. Incorporar la harina, los polvos de hornear cernidos y la pizca de sal, e incorporar suavemente. No mezclar demasiado para que no se baje la mezcla. (Yo uso la batidora eléctrica a mínima velocidad por unos segundos, también puede hacerlo con la batidora de mano)

9. Llenar los moldes hasta 2/3 de su capacidad.

10. Espolvorear cada uno con un poquito de azúcar.

11. Llevar a horno precalentado a 180 C durante 18 a 20 minutos aprox. (yo he colocado el horno a 175 C) Verificar que estén ligeramente doraditos y al insertar un palillo, éste salga completamente seco.


12. Sacar del horno. Colocar sobre una rejilla y dejar enfriar antes de consumir.






16 comentarios:

  1. Divinos tus ponquecitos amiga!! Ñumiiiii Feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Oh que lindas ficaram, o topo está deslumbrante e o interior que guloso.
    Uma sugestão bem gulosa.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  3. Ficaram lindas e nota-se que ficaram fofas.
    Gostei e vou levar a receita
    bjs

    ResponderEliminar
  4. Pero qué delicia! Te han quedado perfectos!
    Me recuerdan tanto a mi infancia..los tengo que probar a hacer en casa de nuevo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Esa última foto me ha dejado embobada. ¡Qué textura tiene esa miga! Tengo que probarlas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla de magdalenas, me recuerdan las de mi niñez con toda esa azúcar por arriba, a mi era lo que más me gustaba y no me extraña nada que a tus niños les fascine, buenísmas.
    Un besito dulce y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Me encantaron! A veces lo sencillo es lo mas cautivador! Se lo voy a hacer a los niños mañana mismo!
    Besitos
    Gaby

    ResponderEliminar
  8. Tengo que hacerlos, que textura tan linda y deliciosa se les ve. Gracias Hilmar por sacar tiempo para deleitarnos con tus recetas. Bna noche, bendiciones.

    ResponderEliminar
  9. Que esponjosa se ve en la foto.
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  10. Me encantan! Sólo hay que ver las fotos para enamorarse de estos pecaditos! Te han quedado preciosas y super esponjosas! Besos

    ResponderEliminar
  11. Uuum Hilmar que ricas se ven. Las apunto para hacerlas jeje.
    Gracias por compartir tus recetas. Que alegría cuando veo un correo avisando de que hay una nueva receta tuya :)
    Bikos y gracias

    ResponderEliminar
  12. Vaya, acabo de poner comentario y ahora no lo veo, bueno, te lo repito :D
    Te decía que me encanta que te hayan gustado, me has alegrado el día!! Muchísimas gracias por enlazar mi blog, aunque lo tengo bastante abandonado por falta de tiempo. Esa foto con tantas manos demuestran lo ricas que te han salido. Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  13. Ummmmmmmmm me encantan, para no variar te han quedado divnisimaaaaaaaas que pena no poder llevarme un taper con unas cuantas.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  14. Que ricas se ven y que esponjosas. Me guardo tu receta para probarlas pues tienen una pinta fabulosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Se ven de lo mas esponjosas y las galletas de avena muy ricas y sanas. Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Son super deliciosos!!!!!.
    A mi y a mis hijos les han encantado y hemos repetido 4 veces la receta :)
    Como siempre mil gracias por tu generosidad.

    ResponderEliminar