jueves, 29 de noviembre de 2012

Tronco de Navidad con avellanas y chocolate






Para los que adoran un postre muy cremoso y la deliciosa combinación de las avellanas con el chocolate (Yo muero por un chocolate con avellanas, y si es venezolano mucho mejor jiji... y ni hablar de la famosa crema de chocolate y avellanas embotellada, adorada tanto por niños como grandes...)

La Navidad se acerca y uno empieza a mirar páginas y fotos y a buscar ideas para las cenas, las fiestas, etc... así me encontré con este tronco de navidad que no es más que un brazo de gitano compuesto por un delicado bizcochuelo, relleno de una crema de praline de avellanas, chocolate y nata batida -tipo mousse- y decorado sencillamente con más crema y avellanas tostadas, que debe refrigerarse hasta el momento de servirse, momento en el que lo espolvoreamos con azúcar glas para un efecto más navideño.

También puede hacerse en cualquier época del año obviamente, y simplemente podríamos llamarlo brazo de gitano de avellanas y chocolate ^_^.



La única pequeña dificultad es el praline de avellanas, que si no se puede comprar, pues hay que elaborarlo en casita. Sólo quita un poquitín de tiempo, realmente me sorprendió que se hace rapidísimo. El praliné se encuentra en forma de crema envasada... pero para este postre, si lo hacemos en casa, con lograr una textura de polvo ya es suficiente.




Este postre me recordó una torta de chocolate y avellanas, que es otra delicia y publiqué en los comienzos del blog, y viendo las fotos, debería actualizarlas jejeje. Pueden verlo aquí.

Espero que se animen a hacerlo! Es un postre muy delicado y muy rico! Feliz día!

Fuente: La receta la vi aquí.


Ingredientes:
(Rinde aprox.  8 porciones)


Para el bizcochuelo:

50 g de harina leudante o para bizcochos
2 huevos enteros
2 huevos separados (claras y yemas)
Azúcar, dividida así: 80 g y aparte 30 g



Para la crema de chocolate:

150 g  chocolate de leche (40% cacao) (Yo usé chocolate bittersweet)
120 g  praline de avellanas, casero o comprado
Crema o nata de leche para batir, dividida asi: 160 ml, y aparte  400 ml
200 g avellanas tostadas y picadas


Para hacer el praline casero:

50 g avellanas (tostadas)
75 g azúcar morena clara o demerara (o blanca)


Nota: Finalizado el tronco necesitará azúcar glas para espolvorear antes de servir



Elaboración:




El bizcochuelo:

1. Tamizar la harina y reservar.
2. Batir los dos huevos enteros y las dos yemas con los 80 g de azúcar hasta que la mezcla luzca pálida y muy cremosa.
3. Aparte, batir dos claras de huevo con 30 g de azúcar hasta que se forme un merengue suave.
4. Mezclar cuidadosamente el merengue y la primera mezcla de huevos, y luego incorporar la harina tamizada con suavidad hasta que se forme una crema. No batir en exceso, sólo lo necesario.
5. Llevar la mezcla a una bandeja rectangular cubierta con papel blanco de repostería o preparada para hornear el bizcochuelo. Esparcir cuidadosamente la mezcla y aplanar con una cuchara o paleta para que se hornee de forma uniforme.
6. Llevar a horno precalentado a 180 C durante 5 a 7 minutos (Mi bandeja es un poquitito mas estrecha y la masa quedó más gruesa, y la dejé 9 minutos) hasta que tenga un color apenas ligeramente doradito.
7. Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente. (la receta original dice dejarlo en el molde hasta que enfríe y se vaya a utilizar. Yo suelo desmoldarlo cuando está tibio, volteándolo sobre otra lámina de papel blanco de repostería, y despegando cuidadosamente la lámina que queda por encima... y luego lo coloco sobre una rejilla así hasta que llega el momento de rellenarlo).

Praline de avellanas:

1. Tostar las avellanas durante 10 minutos en el horno a 150 C aprox. (Nota: Puede tostar todas las avellanas que va a usar en esta ocasión, tanto las del praline como las de decoración y relleno).  Sacar del horno y dejar enfriar. 2.  En una olla, a fuego mediano, colocar un tercio del azúcar, remover hasta que se derrita y tome color caramelo, agregar otra parte del azúcar, dejar que se derrita y tome color caramelo. Repetir la misma operación con lo que queda de azúcar. Inmediatamente agregar los 50 g de avellanas y mezclarlas rápidamente con el caramelo. Retirar del fuego.
3. De inmediato, se colocan las avellanas caramelizadas en una bandeja engrasada previamente con aceite. Dejar enfríar a temperatura ambiente. (El aceite evitará que se pegue a la bandeja)
4. Romper en trocito pequeños las avellanas caramelizadas con ayuda del rodillo o palote, y colocar los trozos en un procesador de alimentos hasta pulverizarlos o se conviertan en una mezcla cremosa.


La crema de chocolate:

1. Cortar en trozos el chocolate y derretirlo en un baño de María o en el microondas.
2. Agregarle el praline de avellanas y mezclar muy bien.
3. En una ollita, calentar hasta el punto de hervor 160 ml de crema o nata de leche. Poco a poco, agregar la tercera parte de esta crema de leche hirviente sobre la mezcla de chocolate y praline. Mezclar con una cuchara de silicona o de madera, con movimientos circulares, hasta que se mezcle todo muy bien. Agregar otra tercera parte de la crema o nata de leche caliente, y continuar revolviendo hasta que se integre muy bien... repetir la misma operación con la última tercera parte de la crema o nata caliente.
4. Agregar ahora los 400 g de crema o nata de leche fría. Mezclar hasta que la crema luzca suave y bien integrada.
5. Llevar esta crema al refrigerador durante mínimo tres horas. (Yo he dejado de un día para otro)
6. Batir a velocidad mediana (batidora eléctrica) la mezcla hasta que se vea cremosa y forme ondas. No batir en exceso.


Armado:

1. Colocar un tercio de la crema de chocolate sobre el bizcochuelo, esparcir bien, y agregar un puñado de avellanas tostadas y picadas. Enrollar cuidadosamente sin apretar mucho.
2. Decorar el brazo de gitano con el resto de la crema de chocolate y el resto de las avellanas tostadas y picadas. Refrigerar.
3. Para que luzca mejor presentado, antes de servir y después de refrigerar, puede cortar la primera y última rebanada del brazo de gitano. Para que el corte sea lo más perfecto posible, usar un cuchillo de sierra, pasarlo por agua caliente y secarlo rápidamente con un paño o servilleta, y luego hacer el corte con movimiento hacia delante y atrás (no un sólo corte de arriba hacia abajo). Limpiar el cuchillo con agua caliente y secado, y hacer un nuevo corte.  Otra opción es cubrirlo completamente con la crema ^_^
4. Justo antes de servir espolvorear con azúcar glas. (La crema de chocolate humedecerá el azúcar glas, por eso se espolvorea justo antes de servir ya que sólo tiene fines decorativos).










38 comentarios:

  1. Hay amiga que delicia, en México en este momento son las 11 de la noche y me voy a ir a la cama con un hueco en el estomago al ver esto jajaja, que rico, besitos con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué delicia, por favor! Se me hace la boca agua viendo esta maravilla de fotos!!!
    Nunca me he atrevido con los troncos de navidad porque los veo muy difíciles de preparar...pero me llevo tu receta por si me animo!!!
    Me ha encantado la combinación de sabores!!!! Una idea genial para estas Navidades!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. uauuuuuuuuu!!! te ha quedado estupendo, me comía ahora mismito un trozo para desayunar!! :)

    ResponderEliminar
  4. Me encanta como se ve la textura del bizcocho, que suave!, muy lindo pastel para celebrar a tu hijo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Saludos Hilmar!, Lo voy a probar va hacer mi primera experiencia con esta tecnica de elaboración del tronco navideño.
    Muchos agradecimientos y Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué bonito y que decoración más original Hilmar!, me gusta un montón, muchas felicidades a Ale, la verdad es que el tiempo pasa tan rápido, tu pequeño ya es todo un hombre...., no me canso de repetirlo, cuando veo a una amiga con su bebé, siempre le digo: "disfruta de tu niño que crecen muy rápido..."

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Delicioso y con una presentación estupenda.
    un beso

    ResponderEliminar
  8. Ficou lindo demais e com avelãs eu ia adorar.
    bjs

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Hilmar!. Se ve muy delicioso. Provoca meter el dedo índice y traer un trocito a mi boca. Es lo que hago cuando como bizcochos y crema tan suaves como el que presentas. Me encanta. ¡Feliz Navidad!.
    ¡Ah!. Me gustaría pudieras ver esta entrada. Tal vez te haga sentir nostalgia. Un beso.
    http://bocadillosuculento.blogspot.com.es/2012/11/dulce-de-lechosa-papaya.html

    ResponderEliminar
  10. Que rico yo quierooo! pero no se si me pueda comer todo eso yo sola jaja, ya mi esposo esta harto de tanto dulce jeje y después me quedan todos a mi. Se ve super divino Hilmar, un abrazo amiga!

    ResponderEliminar
  11. El aspecto es delicioso y la presencia muy bonita.

    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Tu hijo Ale habrá quedado más que feliz con el postre de su cumple!!! Qué delicia de tronco!!!! La combinación de todos los ingredientes habrán resultado en un postre exquisito, ya se me hizo agua la boca jijijiji. Otra receta magistral querida amiga!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. No hay nada que hacer que èste dulce tiene una pintaza que provoca prepararlo ya,se ve riquisimo,pareciera que fura complicado pero no lo es.Optima receta.Daniela V.

    ResponderEliminar
  14. Qué pinta tan buena, yo hago troncos de navidad todos los años y voy variando los rellenos y las coberturas. Me gusta mucho cómo te ha quedado. Besos

    ResponderEliminar
  15. Que bueno... la presentación es fantástica y... bueno, puedo adivinar la exquisitez del tronco, de todos y cada uno de sus ingredientes...
    Una maravilla. me ha encantado.
    felicidades, Hilmar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. O_O! por dios! pero por qué? :( por qué cuando yo intenté preparar un brazo de gitano o tronco no me quedó así de bonito? es que ya se sabe que la comida entra por la vista y... a mi me entra! y es que la combinación avellanas - chocolate me recuerda sumamente a la nutella y por consiguiente tiene que estar delicioso!

    besitooos!
    Laura

    ResponderEliminar
  17. Está diciendo cómeme!!! Dan ganas de meter el dedo, a través de la pantalla :D

    ResponderEliminar
  18. Hola Hilmar.

    Delicioso y espectacular. Siempre suelo preparar una tarta para las fiestas, para variar un poco con el turrón y ésta es perfecta, así que con tu permiso me llevo la receta, aunque no sé si el praliné me saldra bien, pero lo intentare. Es sugerente y atractiva a más no poder. Te quedó de lujo.

    ResponderEliminar
  19. Qué preciosidad, a mí también me vuelve loca el chocolate con avellanas!

    ResponderEliminar
  20. Ummmm, Hilmar... Un pecado, estará de vicio...
    Esta mousse de praliné da unas ganas de hincarle el diente... :-)
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  21. Viendo este corte, solo con eso es imposible esperar a navidad para probarlo, yo me tomaria un trozo ya mismo, tiene una pinta impresionante, me ha encantado. Mil besicos

    ResponderEliminar
  22. He dado con este blog por casualidad y he de decirte que me ha parecido todo un hallazgo. Se ve todo muy profesional y las recetas me parecen increibles. Soy una fan del pan y quiero felicitarte por tu blog. Per molts anys.

    ResponderEliminar
  23. Tu sabes que lo mío con las avellanas no tiene nombre?
    Que maravilla, me lo guardo pero vamos para hacerlo sin parar esta navidad.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  24. Une magnifique gourmandise et une bûche très réussie.
    Hilmar mon maie, c'est toujours un plaisir de passer te voir. Il n'y a que de bonnes choses à déguster.
    A très bientôt

    ResponderEliminar
  25. Maravilloso! Me lo apunto!
    Ya me imagino las texturas, los aromas... Uhmmmmmmmm!
    Tengo debilidad por los troncos navideños, así que lo haré de ese modo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  26. NO actualices las fotos, por favor!!
    Así comprendemos como la practica lleva a la perfección. A mi me anima pensar que "algún día" me saldrán mejor las tartas.

    ResponderEliminar
  27. Menuda suerte tiene tu hijo con una mami tan buena cocinera!!! Te ha quedado fantástico, Hilmar y como siempre, una explicación detallada y muy didáctica.

    Enhorabuena por tu colaboración en la revista, eres una genia, ya la he enlazado en mi sección de Mis revistas favoritas, me encanta tenerla cerca.

    un besazo, preciosa

    ResponderEliminar
  28. Hilmar, esto es un vicio, sabes que entre las cosas que no me salen nunca nunca son los troncos de navidad, el bizococho se me rompe estrepitosamente...tengo que probar con tus recetas que siempre para mi son infalibles!

    Besos bonita.

    ResponderEliminar
  29. che meraviglia Hilmar!!! Ci stupisci sempre!!!

    ResponderEliminar
  30. Esto debe ser un pecado verdad? Jajajajaja Tiene que estar de vicio.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  31. Hola Hilma ummm… que rico se ve, tenia pensado hacer un tronco esta navidad, pero ahora ya no hay duda, haré este con ese praline de avellanas. Gracias

    FELIZ NAVIDAD para ti y los tuyos, también para todos los que entran en tu blog.
    Mercedes

    ResponderEliminar
  32. ME ENCANTA ESTE TRONCO DE NAVIDAD LOS SABORES SON UN LUJAZO Y LA PRESENTACIÓN UNA PASADA¡¡BESINES

    ResponderEliminar
  33. Lo que daria por una rebanada! se ve exquisitoo!!! anotado :)

    ResponderEliminar