lunes, 2 de noviembre de 2009

Panecillos de coco

Estos panecillos de coco nos los enseñaron la semana pasada en la clase de panadería. La casa se impregnó del exquisito aroma del coco, y no es por nada, pero parece que quedaron estupendos jiji, porque desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos. Son unos panecillos de textura muy suave y esponjosa; dulces, pero no empalagosos, porque es una receta adaptada al paladar de los taiwaneses que no son muy dulceros... así que podemos comernos un par sin remordimientos.

Ingredientes:
(aproximadamente 14 panecillos)

500 gramos de harina de fuerza (para pan)
1 huevo
20 gramos de azúcar
30 gramos de azúcar morena
50 gramos de mantequilla
6 gramos de sal
10 gramos de miel
50 gramos de coco seco rallado (tostado un poco en el horno)
6 gramos de levadura seca
240 gramos de agua


Elaboración:
Se mezclan todos los ingredientes y se comienzan a amasar en la panificadora o ayudante de cocina o a mano. Ojo con el agua: Esta debe agregarse poco a poco hasta que la masa adquiera la consistencia adecuada (dependiendo del tipo o marca de harina que se use, puede necesitar toda o menos agua).

Cuando la masa adquiera consistencia elástica y el gluten haya desarrollado. Formar una bola, colocar en un recipiente y taparla.
Dejar que leve durante 1 hora

Transcurrida la hora, dividir la masa en bolitas de 60 gramos, bolear o amasar cada bolita para sacar el aire. Colocarlas en un lugar tapadas o donde no pegue corriente de aire.
Dejar que leven durante 30 minutos


En este momento se puede preparar el relleno.

Para el relleno:
100 gramos de coco rallado (sin tostar)
80 gramos de azúcar
80 gramos de mantequilla
1 huevo
una pizca de sal.


Elaboración:
Mezclar bien todos los ingredientes con una paleta o cuchara de madera.
Pasados los 30 minutos, tomar cada bolita, aplastarla con la mano para sacarle el aire, voltearla y estirar un poco, se unta con un poco de la preparación de coco rallado, enrollar suavemente, sin apretar, sellando los bordes. Cada pancito debe quedar en forma alargada. Colocar en bandeja preparada para hornear, y colocar en un lugar donde no pegue corriente de aire.
Dejar que leven entre 30 y 35 minutos




Antes de meterlos al horno, pintarlos con huevo batido, luego hacerles dos o tres cortes superficiales.

Hornear en horno precalentado a 190 grados C (375 grados F) durante 12 minutos.

Dejar enfriar sobre una rejilla.




Excelentes acompañados de una taza de chocolate bien calientito!!!
Esta receta ha sido enviada a Yeastspotting




1 comentario: